sabato 19 agosto 2017

ElSalvador.com
La campaña de mano dura contra la inmigración ilegal que lleva a cabo el presidente Donald Trump ha resultado en un aumento del 37% en arrestos de inmigrantes sin autorización durante los seis primeros meses de este año. Una inmigrante guatemalteca se refugió con sus hijos pequeños en una iglesia de Manhattan, Estados Unidos, este jueves para evitar ser deportada. Amanda Morales, de 33 años y quien vive ilegalmente en Estados Unidos (...)